¿Cómo conseguir empleados enamorados?

Según estudios publicados, el 46% de los trabajadores se plantearía cambiar de empresa si esta no le resultase atractiva para trabajar.

  • 0
¿Cómo conseguir empleados enamorados?

Es lo que en EEEUU se ha llamado The Great Resignation, la gran dimisión. Solo en noviembre de 2021, el Departamento del Trabajo de Estados Unidos estimó que más de cuatro millones de estadounidenses habían dejado sus empleos. Para prevenir esa gran desbandada, las empresas deben poner de su parte y enfrentarse a esta nueva situación. ¿Cómo cultivar y alimentar el talento? ¿Cómo conseguir que el empleado se “enamore” de la empresa? Desde Woffu, startup especializada en la optimización de la gestión del tiempo de los empleados, se dan las claves a estas preguntas frecuentes para conseguir ese “match” empresa-empleado en el entorno actual.

El talento no se retiene, se cultiva y alimenta, como el amor

¿Empleados enamorados de la empresa en la que trabajan? Puede suceder y sucede. Aunque conseguir empleados enamorados de la empresa en la que trabajan “no es fruto de la casualidad, sino de una buena estrategia de employer branding” apuntan desde Woffu. Paradójicamente, muchos equipos de Recursos Humanos todavía siguen hablando de retener talento como si tuvieran que aprisionarlo, “se equivocan en el verbo y probablemente en algunas de las formas, porque el talento no se retiene, se cultiva y se alimenta. Y gracias a esto se consigue un equipo de empleados enamorados de su empresa”. A los empleados enamorados de su empresa no los retiene nadie. Al contrario. Son dueños de sí mismos, de sus vidas y sus carreras profesionales, de modo que si se quedan es porque de verdad quieren quedarse. Pero, ¿cómo se consigue eso? Para Woffu es clave poner en marcha una serie de acciones prácticas de employer branding.

Hacer más fácil y llevadero el trabajo

Se trata de aportar soluciones y de no complicar la vida a los empleados. En los últimos dos años se han vivido experiencias realmente complejas en las empresas. Por suerte, estas han obligado a buscar soluciones prácticas para adaptarse a las nuevas circunstancias y escenarios. Ir siempre un paso por delante para detectar carencias, mejorar procesos y facilitar el día a día de los empleados es clave, porque dice mucho de la actitud y respeto de la empresa hacia los profesionales que se han sumado a su equipo. Para ello, es necesario contar con buenos líderes que sepan gestionar a los equipos en los nuevos modos de trabajo. Sin embargo, esto es algo que no se está dando ya que según un estudio de Goodhabitz solo uno de cada tres españoles confía en las habilidades de sus líderes para gestionar equipos en remoto.

Escuchar y responder a sus necesidades y peticiones

Es fácil decirlo, pero no siempre es tan sencillo de hacer. ¿Las compañías escuchan de verdad a sus empleados? ¿Tienen en cuenta sus peticiones o sigue solapándose entre un mar de correos electrónicos inabarcable? “Si no se escucha ni se responde a las necesidades y peticiones, se les está trasladando un mensaje tan cristalino como negativo: que la empresa le importa poco o nada lo que les pasa y sus necesidades, sus emociones y circunstancias están en un segundo plano” apuntan desde Woffu. Y es que, según una investigación llevada a cabo por Capgemini, muestra que un 84% de los empleados considera que la capacidad de crear cultura corporativa basada en la confianza y en la que los empleados se sientan capacitados, supone una pieza clave que los líderes deben desarrollar.

Promover el talento interno

Llevo más de diez años trabajando en esta empresa, pero para el puesto nuevo han buscado a una persona de fuera. Esto pasa muy a menudo: hay talento interno y, sin embargo, se crea un proceso de selección nuevo para que otras personas tomen la rienda de algo que podría haber hecho alguien de dentro. Muchas veces se hace, además, sin ni tan siquiera comunicárselo a esa persona. Para promover el talento interno hay que servirse de la observación, la empatía y, por supuesto, de la formación. Con acciones como estas lo único que se logra es arrinconar a las personas que durante tanto tiempo han formado parte del equipo, han aportado su tiempo y sus conocimientos. Y es que hay estudios que indican que el 86% de los empleados españoles considera que las oportunidades de crecimiento es lo que más satisfacción laboral les reporta. Para las empresas, es mejor fidelizar que buscar trabajadores. Cabe recordar que las personas son más que recursos, se tiene que valorar el perfil profesional de los empleados.

Llevar a cabo acciones de employer branding entre generaciones

Y hablando de personas que llevan tiempo trabajando con nosotros, ¿qué tal se llevan con el talento nuevo que va llegando a la empresa? Que surjan pequeños choques y discrepancias entre ellos es, hasta cierto punto, normal. Sin embargo, las empresas que lo hacen bien desarrollan programas de employer branding ideados para que las personas de distintas generaciones conecten, encuentren puntos de apoyo y espacios para el intercambio “con esto conseguiremos que las personas que llevan mucho tiempo con nosotros no se sientan desconectadas y que, al mismo tiempo, puedan proporcionar conocimientos y experiencias a las nuevas. Fomentar los espacios de intercambio”.

Hacer del trabajo diversión

El trabajo es trabajo y es importante saber combinar la responsabilidad de llevar a cabo determinados proyectos y tareas con la introducción de sistemas quizá menos tradicionales, como por ejemplo el juego, la diversión, los espacios de diálogo y, por supuesto, la conciliación, la desconexión digital o el teletrabajo como fórmulas garantes de la calidad del empleo y de la salud física y mental. “No debería ser nada nuevo que se dé a los empleados la posibilidad de ser creativos y de aportar, trabajando en equipo y disfrutando juntos de sacar proyectos adelante. Sin embargo, esto no siempre se da y por esto, conviene renovar pactos, encontrar fórmulas distintas y seguir creciendo juntos”.
 
Acerca de Woffu
 
La startup tecnológica Woffu, creada en 2015 por los emprendedores Miguel Fresneda y Víctor Pérez, ofrece una innovadora solución en la nube para gestionar eficientemente las vacaciones, las ausencias y la presencia de los empleados cumpliendo con la normativa de control horario actual. A pesar de su corta trayectoria, Woffu cuenta ya con una cartera de más de 1.350 clientes en todo el mundo, desde reconocidas startups a grandes empresas. La solución está presente en la mayoría de los países de habla hispana y la previsión durante 2020 es expandirse y abrir mercado en Portugal. El modelo de negocio es de pago por uso con planes que se amoldan a las necesidades de cada empresa. Entre las funcionalidades más utilizadas en la aplicación se encuentra el fichaje digital de los empleados, que permite registrar el número de horas trabajadas y las horas extra, y también saber dónde se encuentran gracias a su sistema de geolocalización.

Noticia anterior ¿Cuáles son los trabajos con más demanda en España?
Noticia siguiente Tappx facturó el año pasado un casi un 100% más